Belleza y moda

¿Puedes comer ensalada César mientras estás embarazada?

Pin
Send
Share
Send


La ensalada César se originó en Tijuana, México, donde el aderezo se hizo con huevos crudos. La receta tradicional consiste en un aderezo para ensaladas preparado con vinagreta de ajo, salsa Worcestershire y jugo de limón en combinación con un huevo crudo. Esta ensalada es realmente famosa por su sabor único.

Hoy en día, la ensalada César contiene varios ingredientes, como lechuga romana, vinagreta de ajo, queso parmesano, crutones y huevo. Convencionalmente, el huevo de aderezo de César está en mal estado o completamente crudo. Se supone que cualquier tipo de huevo crudo o poco cocinado tiene la bacteria Salmonella, que podría resultar perjudicial para la delicada etapa del embarazo. Sin embargo, varios restaurantes y hoteles en la actualidad hacen este aderezo con huevos cocidos o pasteurizados, haciéndolos inofensivos para las mujeres embarazadas.

¿Puedes comer ensalada César mientras estás embarazada?

Muchos médicos desaconsejan el consumo de cualquier tipo de huevos crudos o carne cruda durante el embarazo. Esto también incluye la ingestión de ensalada César durante el embarazo. Hay muchas mujeres que son fanáticas de esta ensalada con sabor distintivo, y a menudo veo esta consulta publicada en foros: “¿Pueden las mujeres embarazadas comer aderezo César? ". Bueno, para ser honesto, los huevos poco cocinados en el tradicional aderezo César son una fuente de contaminación por la bacteria Salmonella.

Ver más: ¿Es seguro masticar chicle durante el embarazo?

Estos organismos microscópicos afectan tanto a humanos como a animales. Por lo general, están presentes en las heces y se transmiten a través de las heces contaminadas. La infección por Salmonella da como resultado la enfermedad llamada 'Salmonelosis'. Los síntomas leves de esta enfermedad son síntomas similares a la gripe. Sin embargo, los casos más agudos pueden provocar fiebre extrema, vómitos, calambres estomacales severos y diarrea. A veces, si se deja sin curar, incluso podría ser fatal, culminando en la muerte.

La ensalada César durante el embarazo puede provocar una infestación de bacterias y experimentará síntomas leves de diarrea. La infección puede detectarse con el examen de la muestra de heces. La mayoría de las veces, la salmonela se irá sola y no necesitará ningún tratamiento profesional. En tales casos, no existe una amenaza visible para el feto. Sin embargo, a veces, cuando esta bacteria infecta a las mujeres que son más sensibles y delicadas, los efectos pueden ser adversos. Los síntomas graves de envenenamiento del pie, como vómitos y diarrea, pueden provocar un aborto espontáneo o un parto prematuro. La deshidratación extrema puede requerir el ingreso en el hospital o la administración de dosis extensivas de antibióticos.

Ver más: albahaca durante el embarazo

Alternativas a la receta original de la ensalada César:

Hoy en día, hay muchas recetas alternativas disponibles que evitan el uso de huevos crudos o cocidos en la preparación del aderezo para ensaladas César. Varios gobiernos han prohibido el uso de huevos crudos en los menús de alimentos. La mayoría de los restaurantes y hoteles comerciales actuales hacen la ensalada César con huevos pasteurizados; La pasteurización elimina completamente la presencia de cualquier rastro de Salmonella y, por lo tanto, hace que la ensalada sea completamente segura para el consumo durante el embarazo. También puede optar por su propia ensalada César modificada o sin huevo.

Entonces, ahora que está al tanto de los efectos del consumo de ensaladas César, aquí hay algunas precauciones que puede tomar al incluir lo mismo en su plan de alimentación. Cuando pida una ensalada César en un restaurante, asegúrese de que no usen huevos crudos. Como madre embarazada, también debe evitar cualquier alimento que contenga huevos crudos, como mayonesa, mousse y helado. La salmonela también está presente en otros ingredientes, como: brotes, leche fresca, jugos frescos, pollo y carne crudos, etc.

Ver más: ¿Pueden las mujeres embarazadas comer chocolate?

Para evitar la contaminación por salmonela, lávese las manos regularmente y cocine los huevos o la carne a altas temperaturas. Por lo general, las temperaturas de hasta 160 grados Fahrenheit se consideran ideales. Asegúrese de cocinar las salsas después de calentarlas a esta especificación de temperatura. La adhesión a estos sencillos pasos le asegurará un embarazo seguro y saludable.

Pin
Send
Share
Send