Belleza y moda

Cómo afecta la edad al embarazo

Pin
Send
Share
Send


El momento especial de cada mujer en su vida es su período de embarazo. Este es el momento en que brillan en su aura de pureza, los desafíos de darle a alguien una vida, su brillo brilla en su rostro brillante y ligero, su responsabilidad de traer uno nuevo a este mundo, alguien que es pequeño pero es un gran parte de su vida y este es el momento en que una mujer es su leona merodeando en su propia guarida, alerta de lo que la rodea, a veces tranquila como un caracol, a veces feroz como una leona. Sin embargo, no importa lo hermoso que sea este fenómeno, lamentablemente no es un privilegio que todas las edades puedan disfrutar.

Hay ciertas reglas y normas construidas por la madre naturaleza que ha hecho grupos separados para todas las mujeres de todos los ámbitos de la vida y, según estas ciertas regulaciones, estamos atados en cadenas por naturaleza cuando se trata de albergar una nueva vida en nosotros. . No importa cuán maduros seamos o cuán deseables sea esto para nosotros, la Madre Naturaleza nos ha limitado físicamente con un número limitado de huevos y una oportunidad limitada de producir una nueva vida.

Dicho esto, el tema del artículo de hoy es la edad frente a la fertilidad.

Ver más: Diabetes gestacional durante el embarazo

Todos somos conscientes de los episodios de madres adolescentes, pero ¿es este un momento adecuado para el parto?

Nuestro cuerpo como mujer comienza a madurar a una edad temprana, desde nuestra adolescencia temprana y cuando tenemos 18 años, estamos listos para enfrentarnos al mundo. Pero a los 18 años, somos ingenuos e inexpertos, pero nuestra llama para conquistar todo no lo es, muchas veces dejamos que nuestro escudo se suelte y el resultado es un embarazo en la adolescencia, que según las estadísticas, aumenta cada año. Pero a pesar de que nuestro cuerpo lo apoya físicamente, mentalmente no estamos en absoluto estables para cuidar a otra persona y su futuro. Incluso el proceso del embarazo puede ser un momento difícil para la joven madre. Esto puede no afectar a la madre, pero para el niño es un futuro oscuro que se avecina.

Pero cuando envejecemos un poco más, digamos en nuestros veinte años, lixiviamos la madurez final y, por lo tanto, es el momento perfecto para tener un hijo en esos úteros. Física y mentalmente estamos preparados y cautelosos. Una vez que terminamos con nuestras irregularidades en nuestra vida adolescente, ahora tenemos un proceso de ovulación estable con huevos frescos que se pueden concebir fácilmente y, por lo tanto, es un buen momento para quedar embarazada. Las otras ventajas de estar embarazada a los 20 años son que nuestro cuerpo joven puede llevar la carga fácilmente e incluso los años posteriores al nacimiento son fáciles, ya que estamos llenos de vigor y entusiasmo a esta edad.

Ver más: Vómitos en el embarazo

Cuando alcanzamos los 30 años, maduramos un poco más pero con estos nuestros huevos también lo hacen. Con la edad, comenzamos a arrugarnos y a sufrir dolores de espalda, así que, ¿qué te hace pensar que los huevos seguirán siendo impecables? Alrededor de este tiempo, la primera vez rara vez es afortunada y pueden transcurrir dos o tres meses tratando de concebir uno. Le faltará el mismo celo que en sus años 20 con dolor de espalda, arrugas y otros problemas, pero si uno puede mantener el cuerpo en forma, uno puede combinar su madurez, que actúa como una bendición y puede tener una buena vida materna.

Cuando tengas 40 años, deberías estar pensando en los resultados de la escuela secundaria de tus hijos, no en concebir uno, ya que ahora te quedan algunos de tus huevos de la suerte que te tomarán una eternidad. Los huevos que sobran, incluso si son concebidos, pueden no funcionar adecuadamente y esto es cuando todos los otros problemas se presentan, como depresión, sangrado vaginal, embarazo ectópico o incluso aborto espontáneo si nuestro cuerpo no puede tomarlo. Además, nuestros huesos empiezan a crujir y, cuando nazca el niño, les será difícil criar uno. Aunque puede ser más sabio y más experimentado, el embarazo a los 40 es un proceso agotador.

Y cuando llegamos a 50, la menopausia nos está persiguiendo y el único huevo de la suerte que todavía está en tu vientre es despedirse por última vez. Esto es cuando perdemos la capacidad de reproducir más. Sin embargo, también hay casos especiales.

Fuente de la imagen: Stock de obturador.

Pin
Send
Share
Send